Dapaexplorer representa y comercializa Bután, de la mano de India Travel Pundits.

El Reino de Bután es un pequeño país sin salida al mar ubicado en las estribaciones del Himalaya. Hace frontera con la República Popular de China por el norte y la República de la India por el sur.

El país fue unificado por primera vez en el siglo XVII por Zhabdrung Ngawang Namgyel, quien consolidó su poder, derrotó tres invasiones tibetanas y estableció un sistema integral de ley y gobierno. Tras su muerte el país cayó en luchas internas y guerras civiles entre los diversos gobernantes locales hasta que Trongsa Penlop Ugyen Wangchuck, con el apoyo de la gente, se erigió como primer Rey hereditario de Bután en 1907. Su Majestad se convirtió en el primer Rey Dragón (Druk Gyalpo) y estableció la Dinastía Wangchuck que todavía gobierna hoy en día.

En 2008, Bután promulgó su Constitución y se convirtió a una democracia para salvaguardar mejor los derechos de sus ciudadanos. Más tarde, en noviembre del mismo año, se coronó al actual rey.

Climatología:

El sur de Bután goza de un clima cálido y húmedo que varía poco a lo largo del año. Las temperaturas pueden variar entre 15-30 grados Celsius.

En las partes centrales del país, que consta de bosques templados de hoja caduca, el clima varía más según la época del año siendo los veranos más cálidos y los inviernos más frescos y secos.

En el extremo norte del reino, el clima es mucho más frío durante el invierno. Los picos de las montañas están siempre cubiertos de nieve y las partes bajas son frescas incluso en verano debido a la gran altitud.

Hay un monzón de verano que comienza a finales de junio y va hasta finales de septiembre y se limita principalmente a la región fronteriza del sur de Bután. En la frontera norte hacia el Tíbet las precipitaciones son generalmente en forma de nieve. En las regiones centrales templadas llueve más propiciando la humedad que necesita el espeso bosque tropical.

La primavera es por lo general seca hasta que a mediados de abril comienzan las lluvias ocasionales que duran hasta finales de junio.

En verano las fuertes lluvias se extienden hasta finales de septiembre y se acusan más a lo largo de la frontera suroeste.

El otoño (fin de septiembre a fin de noviembre) se caracteriza por días brillantes y soleados y algunas nevadas tempranas en os puntos más altos.

Invierno: Desde finales de noviembre hasta marzo, trae heladas en gran parte del país y nevadas por encima de los3.000 metros. El monzón de invierno del noreste trae vientos huracanados en las alturas más altas a través de los altos pasos de montaña, dando a Bután su nombre: Drukyul, que significa Tierra del Dragón del Trueno en Dzongkha (el idioma nativo).

Visados:

Todos los turistas  que no sean de Bangladeh, India o Maldivas deben obtener una autorización de visa antes del viaje a Bután. Las visas son procesadas por India Travel Pundits. Para su solicitud hace falta una copia escaneada de la hoja de datos del pasaporte.

A la entrada al país se le pedirá que muestre su carta de autorización de visa para estampar la visa en su pasaporte.

Zona horaria: GMT +6

Moneda local: La moneda oficial es el Ngultrum Butanés (BTN). Su valor está vinculado a la rupia india, que es ampliamente aceptada en el país. En agosto 2019, 1EUR = 79 BTN
Conoce el cambio en el momento actual visitando:www.xe.com

Hay cajeros automáticos para la retirada de dinero con tarjeta Visa o MasterCard en todas las ciudades principales de Bután. Igualmente las tarjetas son aceptadas en casi todos los hoteles y tiendas de recuerdos.

Electricidad: Los enchufes y tomas de corriente son de tipo D, F y G. El voltaje estándar es de 230 V y la frecuencia estándar es de 50 Hz.

Uso de Internet: Muchos hoteles ofrecen WIFI gratuita pero la conexión puede resultar un poco deficiente si hay muchas personas conectadas al mismo tiempo. En Timbu y Paro es relativamente fácil encontrar "Internet cafes"

Vacunas: solicite el consejo de su médico con respecto a las vacunas y la medicación adecuada que debe tener antes de su viaje.

Religión: Bután es un país budista por constitución y el budismo juega un papel vital en el país. El budismo es patrimonio cultural de Bután e identidad de su gente. La libertad de religión está garantizada por el Rey.